jueves, 13 de enero de 2011

Los Jaraba. De Aragón a Cuenca.

Los Jaraba –Xarava-. Señores de Campillo de Altobuey, Huérmeces, Casas de don Diego, hoy territorio de Paracuellos de la Vega. Regidores de la ciudad de Cuenca y alcaides de la fortaleza de Enguídanos.

Casas de Don Diego, junto a Huércemes, hace referencia a Don Diego de Jaraba.

Huércemes y Casas de Don Diego- hoy en territorio de Paracuellos de la Vega- formaban parte del señorío de los Jaraba, junto con Casas de Don Diego, junto a Huérmeces, hace referencia a Don Diego de Jaraba; señores de Campillo de Altobuey, y en su momento, alcaides de la cercana Fortaleza de Enguídanos y de su cercana Pesquera en la cuenca del río Cabriel. Todos estos pueblos al sureste de la provincia de Cuenca en las cuencas del Jucar y su afluente el Gabriel y no lejos ya de la provincia de Valencia.

Alfonso II " el Casto " de Aragón, nieto de Ramiro II de Aragón, envió tropas a su sobrino Alfonso VIII de Castilla y este en recompensa a la ayuda prestada por los caballeros aragoneses otorgó tierras y posesiones a un noble aragonés apellidado Jaraba. Noble que si atendemos a la genealogía de los Jaraba podía ser hermano de Alfonso II.

Se produce la unión dinástica efectiva del condado de Barcelona con el reino de Aragón en la persona de Pedro II de Aragón y conde de Barcelona, hijo de Alfonso II y así primo de los Jaraba.

Alfonso II se casó en Zaragoza con Sancha de Castilla, tía de Alfonso VIII, el 18 de enero de 1174, a la edad de 16 años, a la que, según el Derecho Canónico, un hombre casado alcanzaba la mayoría de edad. Además, con ello fue armado caballero y pudo actuar al frente de su reino sin la tutoría de los magnates que la habían ejercido desde 1162.

En el lugar donde actualmente se encuentra Campillo de Altobuey. Las tierras que se entregaron por su apoyo a la conquista de la ciudad de Cuenca fueron gran parte de Huercemes, hoy desaparecido, Barchín del Hoyo y la Casa de don Diego, donde tuvieron los Jaraba su casa señorial.

Masculinizado en Jarabo.

El origen de este apellido lo encontramos en Aragón y ligado su Casa Real.

Petronila, hija de Ramiro II, casó con Ramón Bereguer, X conde de Barcelona. Uno de sus hijos es llamado Xaraba por devoción a la virgen de Xaraba aparecida en el pueblo de mismo nombre, ahora en la actual comarca zaragozana de Calatayud. Járaba en la cuenca del río Mesa. Hay un santuario de la Virgen de Járaba, balnearios y embotelladoras de agua mineral. Este hijo no aparece entre sus descendientes. Sería Xaraba hermano de Alfonso II de Aragón, conde de Barcelona. Con Pedro II, hijo de Alfonso II, se produce la unión dinástica efectiva de Aragón y Cataluña.

Don Ramón Berenquer y doña Petronila, hija de don Ramiro el Monje, a quien sucedieron en aquel Reino, y hallandose estos dos Consortes sin sucession, se ofreció el príncipe don Ramón , a una Imagen de Nuestra Señora de Xarava, que esta síete leguas de Daroca, cerca de un lugarcillo de este nombre, por cuya intercesion les concedió Nuestro Señor algunos hijos, é hijas; y en reconocimiento del Milagro, apellidaron al uno con el ilustre apellido de Xarava , principio heróico de este gran linaje, que despues pasó, con mucha gente, mantenida a su costa al Rey de Castilla, quien dándose por muy bien servido de los caballeros Xaravas por hallarse en la conquista de Cuenca, los honra y nombro por alcaide de la Fortaleza de Cuenca a Don Mateo-Martín- de Xarava; dándoles también grandes rentas, y los lugares de Valdecabras, las Mexadas, Tortilla, Ortigúela y otros.

Un hijo de este Xaraba, Martín de Jaraba, participa en la reconquista de Cuenca. Fue alcaide de la fortaleza de Cuenca y señor de Valdecabras, Las Majadas, Portilla, Hortigüela. Sus descendientes se asientan en Cuenca y otros pasan a Montalbanejo. Aquí Isabel de Jaraba casa con el bachiller Gonzalo de Avilés, pertenenciente a uno de los linajes de la nobleza de las localidades del sureste de las tierras de Cuenca como los Hinestrosa, citados después.

Descendiente de Martín de Jaraba, fue Diego Arias de Jaraba, comendador de la orden del Hábito de Cristo en Portugal. Casa con Leonor de la Parra Meneses. Padres de, Pedro, canónigo en Cuenca; Diego Arias Jaraba, regidor de Cuenca; Isabel, que casó con Diego de Hinestrosa, señor de la Olmeda del Rey, Villar del Saz y Torre del Monje.

Juan de Hinestrosa y Guzmán, señor de la Villa de Villares del Sanz de don Guillén, La Olmeda, de las Valeras y la Torre del Monje, Caballerizo de su Alteza el Serenisimo Infante Cardenal, y regidor perpetuo de esta ciudad de Cuenca, por renunciación de Diego de Hinestrosa y Guzmán, su padre en el año 1625, fundó el Mayorazgo de la Casa de los marqueses de Valera de Abajo.

MARQUES DE VALERA. Año 1679. El Señor Don Carlos II. en 11 de Setiembre de 1679 concedió este Marquesado a Doña Maria Pacheco de Inestrosa, Señora de las Villas de Valera, Olmeda, y otras: casada con Don Antonio Domingo del Castillo y Camargo Cavallero del Real Orden de Santiago. Gran Chanciller del Consejo de Cruzada. Su actual posseedor es Don Francisco Antonio del Castillo y Carróz, Fenollét, Roca de la Serna, González de Arce, Inestrosa, Pacheco, Mendoza, Guzman, Campero, Sobrevila, Moxica, y Jarava, Marqués de Valera, y Fuente Hermosa, Vizconde de Valdesoto. Gran Chanciller de Cruzada, &c. Viene este Cavallero de Sangre Real. Don Andres Pacheco fué del Consejo de Estado, é Inquisidor General año 1622.

El vallasaje del marqués de las Valeras sobre la Olmeda de las Valeras se mantuvo hasta 1827, cuando la villa lo denuncia y gana el contencioso el 24 de agosto de ese año. A raíz de ello es cuando solicita y consigue el cambio de nombre, pasándose a llamar Olmeda del Rey.

En el año 1587 fue llamada "Olmeda de las Valeras" para distinguirla de otras poblaciones nombradas del mismo modo. Permaneció con este nombre hasta 1829 cuando pasa a llamarse Olmeda del Rey. En las estribaciones de la Sierra de Palancares, en el valle del Río Gritos que nace en su término municipal,

Los agustinos descalzos, a cuya orden perteneció el convento – santuario de la Virgen de la Loma, enclavado a un kilómetro de la villa de Campillo de Altobuey, relacionan este linaje con la fundación del mismo en tiempos de Alfonso VIII de Castilla, ayudado por Alfonso II de Aragón. Además no dudan en atribuir la conquista de la ciudad de Cuenca a la aparición de una imagen de la Virgen “…que tuvieron por señal de la deseada victoria” y con una “luz” y una “loma” próxima a la ciudad. Así aparecen las tallas de las imágenes de la “Virgen de la Luz” y “Virgen de la Loma”, que serían la misma.

Alfonso VIII premió a los aragoneses que le ayudaron a conquistar esta ciudad con rentas y posesiones en las tierras de Cuenca. Alfonso de Jaraba, hermano de Martín, recibe del Rey la imagen aparecida de la Virgen de la Loma y heredamientos en Campillo de Altobuey. Con el tiempo, y al ausentarse la familia de la villa, la imagen fue colocada en un nicho que había sobre la puerta de la Ermita de la Virgen de los Ángeles. En este lugar después se fundaría el convento. De ahí que la Virgen de la Luz sea la de Cuenca, y la Virgen de la Loma la de Campillo de Altobuey.

Rizo cita en la conquista de Cuenca a estos Jaraba, entre otros, siguiendo una historia antigua de Cuenca escrita por Girardo, canciller de Alfonso VIII en 1212. El procurador por Cortes en el Estado de Hijosdalgos, Francisco de Ojeda y Jarabo, dice que esta familia es originaria de Aragón que asistieron a la conquista de Cuenca y radica su solar en Campillo de Alto-Buey tomando el nombre de una Ermita consagrada a la Virgen con la advocación de Nuestra Señora de Xaraba.

Don Álvaro de Luna fue hijo de María de Uruzandi Fernández de Jaraba, “La Cañeta”, Tuvo más hijos con padres distintos. María era hija del alcaide de Cañete, Pedro Fernández Jaraba, y de María de Uruzandi. Casa la nadre del Condestable con un tal Cerezuela, que fue por ella también alcaide de Cañete. Con su marido la madre del Condestable tuvo a Juan de Cerezuela.

Genealogía de Salazar y Castro.

En el siglo XIV, Urraca Fernández de Albornoz, hija de Gonzalo Fernández de Albornoz, señor de Fresneda y Arcas, casó con Sancho García de Jaraba, señor de Fuentesbuenas, el Campillo y fortaleza de Enguídanos.

Gonzalo Fernández de Albornoz, sobrino del V señor de Albornoz. Fue señor de Beamud, Fresneda y Arcas en 1390 a la muerte de su primo Juan de Albornoz; Urraca Fernández de Albornoz esposa de Sancho García de Jaraba; Teresa Gómez de Albornoz que casa con Ruy González Mexia; Álvaro, obispo de Cuenca. Durante su obispado tiene lugar el asalto a la judería del alcázar conquense y las matanzas de judíos. Los judíos de Cuenca son obligados a convertirse en el año 1403 y en este año la sinagoga se convierte en la iglesia de Santa María. Muere en 1396. Hermanos de estos pueden ser Catalina Fernández de Albornoz y Blasco Fernandez de Albornoz.

Urraca Fernández de Albornoz y Sancho García de Jaraba son padres de,

Diego de Jaraba, señor de la Parrilla, casa con Juana Rodríguez de Güermeces, hija de Rui Díaz de Güermeces y de Elvira López, señora de Las Majadas y nieta de Fernán Martínez y Lope Martínez de la Torre –al que Juan II dio el privilegio y portazgo de Cuenca-.

De Sancho de Jaraba, señor de Valdecabras, las Majadas y Enguídanos, casa con Teresa-María- de Toledo. Hijos suyos son Fernando y Gutierre. Salazar cita como hijo de Sancho a Íñigo de Jaraba, señor de Valdecabras, fallecido en 1465. Pudo ser hijo de este matrimonio.

Pedro Barrientos, señor de Valdecabras, compró la mitad del término de la villa de Valdecabras a los religiosos del Monasterio de Santa María de la Isla de Toledo mediante escritura pública de 23 de mayo de 1469 por 300.000 maravedíes. La otra mitad pertenecía a Sancho Xarava, señor de Campillo de Altobuey y alcaide de la fortaleza de Enguídanos a cuya muerte esta mitad recayó en el convento de Uclés que, con Real licencia la vendió al citado Barrientos el 27 de abril de 1481 en 320.000 maravedíes.

Sancho de Jaraba, converso, regidor perpetuo de Cuenca nombrado por Juan II en 1422 y que lo fue hasta 1458. Fue doncel de Juan II y su oficial de cuchillo. Señor de las Majadas y Valdecabras en 1427. La fortaleza de Enguídanos estuvo en disputa desde los años cuarenta del siglo XV entre las autoridades concejiles de Cuenca y Sancho de Jaraba, quien fue acusado de tener el castillo desarmado y en mal estado.

El oficial del cuchillo o trinchante se encargaba de cortar la carne y la caza que se servía al rey. Estos servidores debían mostrar ciertas cualidades físicas, como la limpieza, la habilidad en el corte. Las primeras referencias del oficio aparecen durante el reinado de Fernando IV, en la persona de Gonzalo Gómez de Calderón. En 1353 servía el cuchillo Suer Pérez de Quiñones, en 1385 Juan Martínez de Medrano y en 1416 Rodrigo Messía sustituyó a su padre Diego González Messía. De los nobles conquenses que ejercieron este cargo figuran Sancho de Jaraba en 1422 hasta 1427. Gómez Carrillo de Albornoz, señor de Torralba y Beteta en la década de los cuarenta. Pedro de Acuña, conde de Buendía en 1455 y su hijo, Juan de Albornoz, en 1457. En 1466 Lope de Acuña.

En 1684 abandonaron los mercedarios calzados su convento en el retirado paraje conquense de la Fuensanta, donde vivido habían casi durante tres siglos. Era la Fuensanta el paraje situado junto al río Huecar, ahora terrenos del Hospital Virgen de la Luz y del campo de fútbol que se llama precisamente La Fuensanta. La capilla mayor de la iglesia del convento de los mercedarios la costearan hacia 1427 Sancho de Járava y su mujer María-Teresa- de Toledo. Se trasladaron a la magnfica residencia del marqués de Cañete en el barrio del Alcázar, junto á la cual se edificó más tarde el seminario de San Julián. Fundó este seminario en 1584 el obispo don Gómez Zapata, en 1628 lo trasladó don Enrique Pimentel a unas casas situadas detrás de San Pedro, y en 1745 lo edificó don José Flórez Osorio tal como ahora está sobre las casas del marqués de Valverde. Mártir Rizo dice que en la capilla mayor del convento de los mercenarios calzados, con advocación a Nuestra Señora de las Mercedes, que estaba situado a extramuros de la ciudad de Cuenca había el letrero siguiente: “Esta capilla mayor de este arco y reja adentro, fundaron, edificaron y dotaron los nobles caballeros Sancho de Jaraba y doña María de Toledo, su mujer, y después sus hijos, Hernando y Gutierre de Jaraba y ahora Mateo de Jaraba” .

Según el expediente para ingreso en la orden de Santiago, de don José Muñoz de Castilblanque, los Jaraba tenían capilla propia en el antiguo convento de Franciscanos de la capital, donde existió una sepultura con la siguiente inscripción: “Aquí iacen los ilustres Cavalleros Hernando de Xarava y su hijo Pedro de Xarava y su nieto Hernando de Xarava, todos señores de la villa de Güércemes y Patrones desta Capilla. Dícese cada sábado una misa”. Sin embargo, los dos hermanos conquistadores de Cuenca, Alfonso y Martín, se hallan enterrados, según su declaración jurada, a espaldas del altar de los linajes en la Catedral de Cuenca.

Vizconde de Huerta de la Obispalia. Concedido por Carlos IV el 19-7-1789 a don José Vicente de Borja y Muñoz de Castiblanque, Caballero de Santiago. Sucediéndole su hija, II vizcondesa, MARIA JOSEFA DE BORJA, sobrina de la VIII señora consorte de Cervera del Llano y de la Parra de las Vegas, QUE CASO CON DON ALEJO MOLINA, natural y vecino de Murcia. Con sucesión. primos de los condes de Cervera del LLano y vizcondes de la Parra de las Vegas.

Alejo de Molina. Nacido en Murcia. Marqués de los Baños, Alférez Mayor de Murcia (1734). Casó el 7-VI-1735 en Madrid con María JOSEFA VICENTE DE BORJA Y SALVATIERRA, nacida en Murcia; hija de José Francisco Vicente de Borja Muñoz de Castilblanque y Carrillo, Caballero de la Orden de Santiago, I Vizconde de Huerta de la Obispalia, y de Teresa de Salvatierra y Moreto; nieta de Sebastián Vicente de Borja y de Petronila Muñoz y Valdés de Lorenzana; y bisnieta de Francisco Vicente de Borja y Trasmiera y de Teresa Chirino.En 31 de diciembre de 1957 se expedio carta de sucesión a favor de D. Alfredo Plá y Ruiz, casado con Doña María Cruz Crespi de Valdaua Liniers. Es el actual titular José María Plá Linten.

La sobrina de los VIII señores de Cervera, II vizcondesa de Huerta de la Obispalía, casa en Madrid en 1735 con Alejo de Molina y Molina, marqués de los Baños; con sucesión en los vizcondes de Huerta. María Josefa Vicente de Borja y Salvatierra, nacida en Murcia; hija de José Francisco Vicente de Borja Muñoz de Castilblanque y Carrillo, Caballero de la orden de Santiago, I vizconde de Huerta en 1789, nacido en 1711, y de Teresa de Salvatierra y Moreto. Termina la línea de sucesión en el V vizconde que no tiene hijos de su matrimonio con una hija del II conde de Sotoameno que casa con su prima hermana hija del barón de Finestrat. Padres los VIII señores de Cerveray La Parra de Don Juan Manuel Nicolás Álvarez de Toledo. Noveno señor de Cervera. Primer conde de Cervera y vizconde de La Parra, don Juan Manuel Nicolás Álvarez de Toledo y Borja, Parada y Muñoz de Castilblanque,

De Alvar García de Jaraba, maestrescuela de Cuenca.

De Elvira García de Jaraba, casa con Fernando de Rivera, señor de Villarejo de la Peñuela, Valmelero, Ánguix y Cabrejas. Padres de Violante de Rivera que casa con Esteban Coello, señor de Montalvo, el Hito y Villar de Cañas. Con sucesión en los condes de la Ventosa.

Pedro Coello, II señor de Montalbo, casó con Constanza de Albornoz, padres de Esteban Coello, III señor de Montalbo, el Hito, Villar de Cañas, casado con Violante de Ribera, señora de Villarejo de la Peñuela, Cabrejas, Valmelero y Anguix, hija de Fernando de Ribera y Elvira García de Xaraba (Jaraba), fueron padres de Pedro y Violante Coello de Rivera.

Pedro Coello de Ribera, IV señor de Montalbo, el Hito y Villar de Cañas, casado con María- Guiomar- de Mendoza, hija de Pedro Carrillo de Mendoza, y María Quiñones, II Condes de Priego. Padres de María de Quiñones, casada con Diego de Toledo y Guzmán, hijo de Alonso Álvarez de Toledo y Guiomar de Toledo, señores de Cervera del Llano, Cuenca.

Violante Coello de Rivera, casada con su cuñado Luis Carrillo de Toledo y Guzmán, padres de Guiomar Carrillo de Toledo-”Guiomar Coello”-, casada con su primo hermano el señor de Cervera del Llano, y de Gonzalo Carrillo de Toledo, casado con María Melgarejo y Carrillo, hija de Melchor Carrillo de Alarcón..

Anguix se convirtió en jurisdicción señorial cuando Alfonso XI donó la villa, junto a Villarejo de la Peñuela- no Pinilla-, a Alfonso Martínez de Huete, por los servicios hechos contra don Juan, hijo del infante don Juan Manuel, que había provocado muchos daños al monarca. Alfonso Martínez recibió en 1328 en merced la villa por juro de heredad, con todos sus términos, pechos, derechos y fonsaderas, salvo de moneda forera, que quando acaesciere, de siete en siete años, que tengo por bien que me la den a mí. Posteriormente, todos los monarcas guardaron la merced de forma sucesiva: el propio Alfonso XI a Alfonso Martínez un año después; Enrique II a Lope López, hijo de Alfonso Martínez, en 1371; Enrique III a Alfonso López, hijo de Lope López, en 1401;

Juan II a los herederos de Alfonso López en 1409. En 1454 reivindicaba su derecho Fernando Gómez de la Muela, vecino de Huete, en nombre de doña Elvira García de Jaraba, mujer del honrado caballero Fernando de Ribera.

El pontaje, pasaje y peaje del Puente del Pajazo, en el camino real de Castilla a Valencia- ruta del Camino de Santiago- y ahora bajo las aguas del embalse de Contreras, era una concesión real otorgada a los administradores del Pajazo que era la villa de Requena por una parte y por otra parte a Elvira de Jaraba, su marido el comendador Diego de Aguilera-enterrados en la ya desaparecida iglesia de San Francisco de Cuenca- y a los sucesores del Mayorazgo de los Aguilera, condes de Mora en el siglo XVIII. En 1264, Requena recibe el privilegio del Puerto Seco instituyéndose en Aduana de Castilla.

Comendadores de la encomienda de Villarrubia de Ocaña en la orden de Santiago. MOSEN DIEGO DE AGUILERA.- Caballero de la Orden de Santiago, casado con Doña Elvira de Jarava, fue Comendador de Villarrubia por merced de los Reyes Católicos, año 1502, según parece por el título dado en Madrid el 4 de Noviembre de dicho año. Con Elvira de Járaba tiene a Diego de aguilera, I señor de la villa de El Congosto en Cuenca, luego conde de Mora en Toledo.

A raíz de la conquista de Cuenca, en 1177, la Orden de Santiago, desde su castillo de Alharilla, Fuentidueña, mantiene a raya a los árabes y repuebla parte de la comarca. Incluía su alfoz las aldeas de Estremera, Fuentidueña, Belinchón, con sus salinas, Tarancón y varias villas campestres.



________________________________

Diego Antonio de Jaraba y Antolinez de Castro, señor de Huércemes y Villarejo, casó con Cayetana María de los Reyes de Valdés, hija de los señores del Cerro y Córdoba en Villanueva de los Infantes el 3 de octubre de 1740. En el Catastro de la Ensenada de Huércemes y Casas de don Diego-Guarganas-, lugares entre Paracuellos de La Vega y Enguídanos hay constancia de su pertenencia a este linaje, así como un monte llamado Jaraba.


En el archivo de la iglesia parroquial de Campillo de Altobuey, en sus primeros escritos de los siglos XVI y XVII, hay abundante fondo documental que se refiere a miembros de la familia Jarabo, hasta 900 personas con este apellido, y sus heredades en esta población y su término. En la lista de confirmaciones que realizó el obispo de la diócesis de Cuenca, don Andrés Pacheco, el 1 de Abril de 1613, en la parroquia de San Andrés de esta Villa, figuran: "Don Diego Marco de Jaraba, Don Gabriel de Jaraba, Don Fernando de Jaraba, hijos todos de Don Diego de Jaraba y Doña Inés Martínez del Arco.".

Francisco Castillo de Jaraba era en 1640 señor de Hortizuela y natural de Cuenca. Emparentan con los Álvarez de Toledo que son ya II condes de Cervera del Llano y vizcondes de la Parra de las Vegas en el siglo XVIII.

Luisa de Jaraba fue abuela del caballero santiaguista, Julián del Castillo Allén, conquense.

Diego Xaraba del Castillo fue maestre de Campo y caballero de la orden de Santiago cuando era secretario de la misma Francisco de Quevedo. También fue caballero de Santiago Juan Bautista Jaraba en 1697, yEn 1789 vivía en Cuenca de donde era natural Francisco Castillo Jaraba, gentilhombre de S.M. y el regidor de Cuenca Antonio Morales Jaraba, señor de Malpara. Citar a fray Pedro de Jaraba “varón de gran santidad y celo de la religión cristiana, muy versado en lenguas”. Igualmente sabemos de Pedro de Jaraba, natural de Moya, fue en el siglo XVII del consejo de Castilla.

Podemos hablar de Jarabos en Huete, Gascueña, Peraleja, Tinajas, Villalba de la Sierra y Uterviejo que con Carrascosilla era anejo de Caracenilla-Uterviejo y Carrascosilla despoblados a mediados del siglo XX-.

Restos de la antigua ocupación de Uterviejo se encontraban en el Cerro Otero y frente a las llamadas “Cuevecillas de los Moros”. Según la traza de la iglesia de Uterviejo el templo era románico.

En 1579 esta aldea de Huete contaba con doce vecinos y en 1654 con cinco.
Es Uterviejo lugar de señorío de Francisco Esteban Rodriguez de los Ríos, abastecedor de las tropas de Felipe V. Marqués de Uterviejo con Felipe V en 1706. Recibe este marquesado en pago a las deudas que tenía con él contraidas la Corona. Juan del Río González consigue su marquesado de Campoflorido por las mismas circunstancias.


Los Jarabo de La Peraleja provienen de los de Gascueña. Bonifacio Jarabo García, hijo de Juan Jarabo de Gascueña, es el primero que se instala en La Peraleja hacia 1560, al casar con Juana Martinez Catalán- los Martinez de la zona eran hidalgos en Saceda del Rio -. Un hermano de Juana fue cura y vivió y murió en Madrid. En Uterviejo, se sabe de Juan Jarabo y María del Castillo, que pueden ser de los Jarabo de Gascueña. En Gascueña emparentan los Jarabo con los Parada, los Sandoval y los Olarte.